¿Es necesario desechar el agua sobrante cada vez que se prepara la solución nutritiva?

La respuesta a esta pregunta va a depender de la calidad inicial del agua que emplees para el cultivo. Si utilizas agua de alta calidad (EC menor a 0,3) no es necesario desechar el agua sobrante, si utilizas agua con una EC superior a 0,3 sí.   

Cuando cambias de semana o fase de cultivo las necesidades nutricionales de la planta son distintas. El agua de baja calidad contiene una cantidad de sales que no son nutrientes y las plantas no van a absorber, consecuentemente estas sales se van a acumular en el agua de riego produciendo un aumento de la EC. Esta es la razón por la que se recomienda cambiar el agua cada semana si utilizas agua de baja calidad.

Si utilizas agua de alta calidad, cambia el agua de riego (o realiza un lavado de raíces) a partir de la semana 6 de cultivo.   

Para preparar la solución nutritiva, sigue los pasos: 

  1. Vacía el depósito con la solución nutritiva sobrante y llénalo con agua con la EC más baja posible (EC recomendada 0,2-0,3).
  2. Introduce la cantidad de litros que contiene el depósito en la ferti-calculadora (ferti.mypot.eu)
  3. Selecciona la fase de crecimiento en la que se encuentran tus plantas
  4. Introduce la EC inicial del agua de riego en la calculadora.

Al hacer esto la ferti-calculadora mostrará las cantidades de cada fertilizante que hay que añadir al tanque. NOTA: Si no marca cantidades es porque hay un error, para solucionarlo, mueve el cursor hacia delante y después desplázalo hasta dejarlo en la EC del tanque.

  • Añade al tanque las cantidades de nutrientes que indica la ferti-calculadora.
  •  Mezcla bien y vuelve a tomar medición de la EC.
  •  Comprueba que la EC que marca el agua del depósito está dentro de los valores de EC recomendados para esta semana.
  •  Si la lectura de EC de la solución nutritiva es superior a la EC recomendada para la semana, debes añadir agua hasta dejarla en la EC recomendada.
  •  Si la lectura de EC de la solución nutritiva es inferior, vuelve a introducir los valores en la ferti-calculadora y repite el procedimiento para dejarla dentro de los valores recomendados.
  • Estabiliza el pH de la solución nutritiva en un intervalo entre 5,5 y 6,5.