¿Cuál es la CALIDAD DE AGUA recomendada para cultivar con el sistema MyPot®?

La calidad del agua empleada va a determinar la cantidad de nutrientes que van a tener disponibles las plantas, en agua de mayor calidad se pueden añadir mayores dosis de fertilizante proporcionando un mejor crecimiento y fructificación. 

La calidad del agua se determina por la cantidad de sales disuelta, que se cuantifica midiendo la electroconductividad (EC). Las aguas con mayor calidad son aguas blandas y tienen una EC próxima a 0, esto significa que apenas tienen sales disueltas, agua es agua de lluvia u osmotizada tienen estas características. Para conocer la electroconductividad del agua utiliza un dispositivo llamado electroconductímetro. Si el agua empleada para el riego es de baja calidad (agua dura o salina) la cantidad de nutrientes que se puede aportar añadiendo fertilizante es menor, por lo que la cantidad de alimento disponible para las plantas también disminuye.

Cuando se añaden fertilizantes al agua de riego, el nivel de EC (nutrientes) aumenta. Cada fase del cultivo (crecimiento, floración y engorde o finalización) va a tener un nivel de EC recomendado. Para obtener el máximo rendimiento al cultivo hidropónico, la calidad inicial del agua debe oscilar entre 0,2 y 0,3.

Si no dispones de agua con suficiente calidad, recomendamos la instalación de un equipo de ósmosis o colectar agua de lluvia si es posible.  Aunque dispongas del equipo de ósmosis, el agua obtenida (EC 0) se puede mezclar con agua corriente para tener un agua inicial de cultivo con EC de entre 0,2 y 0,3. 

NOTA: Aunque es recomendado el uso de agua osmotizada, con MyPot® se puede cultivar sin  problema con agua con EC de hasta 0,8 teniendo la precaución de hacer lavados de raíces con mayor frecuencia.