Preguntas Frecuentes

El único sustrato indicado para llenar los módulos de plantación MyPot® es la perlita expandida; un sustrato ligero (100g/L), inerte, seguro y limpio que procede de rocas volcánicas. No se recomienda utilizar ningún otro tipo de sustrato para cultivar en los módulos MyPot®.

El volumen de perlita expandida que cada módulo de plantación necesita es 11 litros, con 100 litros de sustrato se pueden cultivar hasta 70 plantas.

La calidad del agua empleada va a determinar la cantidad de nutrientes que van a tener disponibles las plantas, en agua de mayor calidad se pueden añadir mayores dosis de fertilizante proporcionando un mejor crecimiento y fructificación. 

La calidad del agua se determina por la cantidad de sales disuelta, que se cuantifica midiendo la electroconductividad (EC). Las aguas con mayor calidad son aguas blandas y tienen una EC próxima a 0, esto significa que apenas tienen sales disueltas, agua es agua de lluvia u osmotizada tienen estas características. Para conocer la electroconductividad del agua utiliza un dispositivo llamado electroconductímetro. Si el agua empleada para el riego es de baja calidad (agua dura o salina) la cantidad de nutrientes que se puede aportar añadiendo fertilizante es menor, por lo que la cantidad de alimento disponible para las plantas también disminuye.

Cuando se añaden fertilizantes al agua de riego, el nivel de EC (nutrientes) aumenta. Cada fase del cultivo (crecimiento, floración y engorde o finalización) va a tener un nivel de EC recomendado. Para obtener el máximo rendimiento al cultivo hidropónico, la calidad inicial del agua debe oscilar entre 0,2 y 0,3.

Si no dispones de agua con suficiente calidad, recomendamos la instalación de un equipo de ósmosis o colectar agua de lluvia si es posible.  Aunque dispongas del equipo de ósmosis, el agua obtenida (EC 0) se puede mezclar con agua corriente para tener un agua inicial de cultivo con EC de entre 0,2 y 0,3. 

NOTA: Aunque es recomendado el uso de agua osmotizada, con MyPot® se puede cultivar sin  problema con agua con EC de hasta 0,8 teniendo la precaución de hacer lavados de raíces con mayor frecuencia.

Preparar la solución nutritiva consiste en mezclar agua con las dosis recomendadas de fertilizante hasta alcanzar la EC recomendada y estabilizar el pH. La primera vez que se prepare solución nutritiva se debe considerar que cada módulo de plantación MyPot® almacena 6 litros de solución nutritiva (agua y nutrientes) en su interior, 4L en el tanque de reserva interior y 2 L que absorbe la perlita.

Durante las primeras semanas las plantas no consumirán gran cantidad de agua y nutrientes debido a que están en crecimiento y aún no desarrollaron totalmente su parte vegetativa. Debido a esto, para cada metro cuadrado (4 módulos de plantación) se recomienda preparar unos 50 litros de solución nutritiva, de los que 24 serán absorbidos por los módulos (6L en cada módulo) y el resto quedarán en el depósito para ser recirculados. 

Para preparar la solución nutritiva, el proceso es sencillo y se repite cada vez que necesites rellenar el tanque de riego:

  1. Llena el depósito con agua con la EC más baja posible (EC recomendada 0,2-0,3).
  2. Introduce la cantidad de litros que contiene el depósito en la ferti-calculadora (ferti.mypot.eu)
  3. Selecciona la fase de crecimiento en la que se encuentran tus plantas.
  4. Introduce la EC inicial del agua de riego en la calculadora.

Al hacer esto la ferti-calculadora mostrará las cantidades de cada fertilizante que hay que añadir al tanque. NOTA: Si no marca cantidades es porque hay un error, para solucionarlo, mueve el cursor hacia delante y después desplázalo hasta dejarlo en la EC del tanque.

  •  Añade al tanque las cantidades de nutrientes que indica la calculadora.
  •  Mezcla bien y vuelve a tomar medición de la EC.
  •  Comprueba que la EC que marca el agua del depósito está dentro de los valores de EC recomendados para esta semana.
  •  Si la lectura de EC de la solución nutritiva es superior a la EC recomendada para la semana, debes añadir agua hasta dejarla en la EC recomendada.
  •  Si la lectura de EC de la solución nutritiva es inferior, vuelve a introducir los valores en la ferti-calculadora y repite el procedimiento para dejarla dentro de los valores recomendados.
  • Estabiliza el pH de la solución nutritiva en un intervalo entre 5,5 y 6,5.

Dependiendo del tamaño de las plantas, de la capacidad del depósito, condiciones climáticas y fase en la que se encuentre el cultivo, es posible que se agote el agua del depósito antes de que pasen 7 días desde su preparación. Para prevenir esta situación se puede colocar una boya de nivel al depósito de recirculación y alimentar este desde un depósito mayor tal y como se muestra en la ilustración:

Si la boya no está instalada y se agota el agua, simplemente vuelve a preparar solución nutritiva, considera los días restantes antes de cambiar la dosis para calcular la cantidad de litros que necesitas y no desperdiciar fertilizante. Con la ayuda la ferti-calculadora MyPot®, sigue los siguientes pasos:

Para preparar la solución, el proceso es sencillo y se repite cada vez que necesites rellenar el tanque de riego:

  1. Llena el depósito con agua con la EC más baja posible (EC recomendada 0,2-0,3).
  2. Introduce la cantidad de litros que contiene el depósito en la ferti-calculadora (ferti.mypot.eu)
  3. Selecciona la fase de crecimiento en la que se encuentran tus plantas
  4. Introduce la EC inicial del agua de riego en la calculadora.

Al hacer esto la ferti-calculadora mostrará las cantidades de cada fertilizante que hay que añadir al tanque. NOTA: Si no marca cantidades es porque hay un error, para solucionarlo, mueve el cursor hacia delante y después desplázalo hasta dejarlo en la EC del tanque.

  • Añade al tanque las cantidades de nutrientes que indica la ferti-calculadora.
  •  Mezcla bien y vuelve a tomar medición de la EC.
  •  Comprueba que la EC que marca el agua del depósito está dentro de los valores de EC recomendados para esta semana.
  •  Si la lectura de EC de la solución nutritiva es superior a la EC recomendada para la semana, debes añadir agua hasta dejarla en la EC recomendada.
  •  Si la lectura de EC de la solución nutritiva es inferior, vuelve a introducir los valores en la ferti-calculadora y repite el procedimiento para dejarla dentro de los valores recomendados.
  • Estabiliza el pH de la solución nutritiva en un intervalo entre 5,5 y 6,5.

La respuesta a esta pregunta va a depender de la calidad inicial del agua que emplees para el cultivo. Si utilizas agua de alta calidad (EC menor a 0,3) no es necesario desechar el agua sobrante, si utilizas agua con una EC superior a 0,3 sí.   

Cuando cambias de semana o fase de cultivo las necesidades nutricionales de la planta son distintas. El agua de baja calidad contiene una cantidad de sales que no son nutrientes y las plantas no van a absorber, consecuentemente estas sales se van a acumular en el agua de riego produciendo un aumento de la EC. Esta es la razón por la que se recomienda cambiar el agua cada semana si utilizas agua de baja calidad.

Si utilizas agua de alta calidad, cambia el agua de riego (o realiza un lavado de raíces) a partir de la semana 6 de cultivo.   

Para preparar la solución nutritiva, sigue los pasos: 

  1. Vacía el depósito con la solución nutritiva sobrante y llénalo con agua con la EC más baja posible (EC recomendada 0,2-0,3).
  2. Introduce la cantidad de litros que contiene el depósito en la ferti-calculadora (ferti.mypot.eu)
  3. Selecciona la fase de crecimiento en la que se encuentran tus plantas
  4. Introduce la EC inicial del agua de riego en la calculadora.

Al hacer esto la ferti-calculadora mostrará las cantidades de cada fertilizante que hay que añadir al tanque. NOTA: Si no marca cantidades es porque hay un error, para solucionarlo, mueve el cursor hacia delante y después desplázalo hasta dejarlo en la EC del tanque.

  • Añade al tanque las cantidades de nutrientes que indica la ferti-calculadora.
  •  Mezcla bien y vuelve a tomar medición de la EC.
  •  Comprueba que la EC que marca el agua del depósito está dentro de los valores de EC recomendados para esta semana.
  •  Si la lectura de EC de la solución nutritiva es superior a la EC recomendada para la semana, debes añadir agua hasta dejarla en la EC recomendada.
  •  Si la lectura de EC de la solución nutritiva es inferior, vuelve a introducir los valores en la ferti-calculadora y repite el procedimiento para dejarla dentro de los valores recomendados.
  • Estabiliza el pH de la solución nutritiva en un intervalo entre 5,5 y 6,5.

Es normal y no hay problema en que los valores de EC estén ligeramente por encima o por debajo de los recomendados, las plantas no van a correr ningún peligro si la variación es pequeña. Sin embargo, puede haber ocasiones en los que la EC tenga mayores oscilaciones alrededor de los valores recomendados y esto puede deberse a varios factores. También es normal que la EC cambie después de la recirculación ya que el agua del tanque se mezcla con el agua del interior de los módulos de plantación, modificando a mezcla:

EC mayor de la recomendada:

Si al realizar una comprobación en el tanque de riego se observa que la EC está por encima del valor recomendado, añade agua al tanque poco a poco y mide la EC hasta bajarla al nivel deseado. Una vez regulada la EC se debe estabilizar el pH entre 5,5 – 6,5.

ADVERTENCIA: Si esta situación ocurre a diario significa que el cultivo no admite la aportación de más sales (fertilizante), tan solo permite añadir agua. Esto significa que es necesario hacer un lavado de raíces al sistema.

EC menor de la recomendada: Si al realizar una comprobación en el tanque de riego se observa que la EC está por debajo de la recomendada, introduce los valores de EC que contiene el tanque en la calculadora y sigue los pasos para calcular las cantidades de cada fertilizante que debes añadir al tanque para que la EC se aproxime a la  recomendada.

Al finalizar este proceso comprueba que el pH está estabilizado y que la Ec se encuentra dentro de los valores de EC recomendados para esa semana.

Si al seleccionar con el cursor la EC de tu tanque, las cantidades de fertilizantes que te indica que debes añadir son negativas, puede haber varias opciones:

  1.  Que tu medidor de EC este estropeado (vuelve a calibrarlo y verifica que funciona de forma correcta)
  2.  Que es la primera vez que preparas la solución nutritiva y el agua que estas utilizando tiene una EC superior a la EC inicial recomendada. En este caso debes utilizar agua con mejor calidad para el cultivo, para eso se recomienda instalar un aparato de osmosis, añadir agua de lluvia o aire acondicionado. Si necesitas saber más sobre la calidad del agua que necesitas para las plantas haz clic aquí
  3. La EC de tu tanque está por encima de la EC recomendada. Es frecuente y normal que después de preparar la solución nutritiva y dejarla con la EC recomendada, cambie a lo largo de la semana y suba por encima de la EC recomendada, si hacemos una medición y observamos que ha ocurrido esto, tan solo tendremos que,  añadir  más agua al tanque para que la EC baje.

El pH determina la acidez o alcalinidad de la solución nutritiva, el valor del pH de la zona radicular está directamente relacionado con la capacidad de la planta absorber correctamente los nutrientes, fundamental para obtener éxito en el cultivo. El pH no es un valor fijo, es un intervalo en el que la planta se nutre correctamente, para cultivo hidropónico el pH se debe mantener en entre 5,5 y 6,5. Valores por encima o debajo de los recomendados pueden tener consecuencias negativas en el rendimiento de los cultivos. Los fertilizantes pueden interferir en el valor del pH, por eso se recomienda estabilizarlo después de preparar la solución nutritiva, preferentemente con productos de base fosfórica.

EL pH SUBE:

  • Si durante los días posteriores a la preparación de la solución nutritiva el pH sube, no es especialmente importante, no es necesario volver a estabilizarlo a no ser que sobrepase el nivel de pH 7 o superior.
  • Un pH alto va a bloquear el acceso a los nutrientes, pudiendo provocar síntomas de carencia en las plantas.  

EL pH BAJA (menos frecuente):    

  • Si el agua que estás utilizando tiene un pH superior a 7 y los días posteriores a estabilizar el pH entre 5,5 – 6,5 este baja por debajo de 5,5; añade agua al tanque de riego y sigue los pasos de la calculadora para volver a preparar la solución nutritiva.
  • Si el agua que estas utilizando tiene un pH bajo y al mezclarla con los nutrientes este queda por debajo de 5,5 tendrás que añadir a la solución nutritiva un pH UP para subir el nivel hasta los valores deseados de pH 5,5 – 6,5

También debes saber que:  Después de recircular el agua (con pH estable) por los módulos de plantación, este se puede ver alterado al mezclarse. Si deseas corregir el pH vuelve a estabilizarlo después de la recirculación.  

ADVERTENCIA:  Es necesario que prestes especial atención al correcto funcionamiento de tus aparatos de medición.  Si el medidor de pH esta estropeado o descalibrado y debido a esto (sin ser consciente de ello) bajas el pH de tu solución por debajo de 5 durante un tiempo, las plantas empezaran a presentar decoloraciones y falta de crecimiento pudiendo llegar a morir en pocos días.

UTILIZANDO AGUA OSMOTIZADA:

Debido a que la concentración inicial de sales del agua osmotizada es muy baja estas no se acumularán en el sistema. Gracias a la ferti-calculadora se aporta un equilibrio ideal de sales a la solución nutritiva, que son alimento para las plantas en concentración ideal para cada fase del cultivo. Como consecuencia las plantas absorberán la mayoría de estos nutrientes (sales) sin que se acumulen restos indeseados y no es necesario hacer ningún lavado de raíces hasta la semana 5ª o 6ª.

Para mantener el equilibrio nutricional solo es necesario controlar la EC del agua del tanque y mantenerla dentro de los parámetros recomendados. Para ello usa la ferti-calculadora y añade la cantidad de fertilizante recomendada cada vez que sea necesario; en caso de necesitar bajar la EC añade solo agua y estabiliza el pH cuando esta supere los limites recomendados, el equilibrio de nutrientes se mantiene.

AGUA CON UNA EC SUPERIOR A 0,3 (agua del grifo):

 Si es este tu caso, debes entender que el agua del grifo contiene una serie de sales que no controlamos ni sabemos que sales son, al estar cultivando en un sistema con recirculación, el agua sobrante es recogida en un tanque para volver a ponerla a disposición de las plantas, conforme a los ciclos de riego programados. Estas recirculaciones harán que las plantas tomen las sales que nosotros hemos aportado, pero hay una gran parte de sales que ya contiene el agua y que seguramente las plantas no estén tomando, por lo que hay un desequilibrio. Esto hará que progresivamente la cantidad de sales que nosotros no hemos aportado (procedente de agua del grifo) sea mayor a la cantidad de sales que nosotros estamos aportando produciendo una acumulación de sales que las plantas no pueden absorber.

MEJOR MOMENTO PARA HACER UNA LAVADO DE RAÍCES  

  1. Hacer lavados de raíces de forma periódica.
  2. Si observas la siguiente situación: Se añaden agua y nutrientes al tanque y al día siguiente la EC sube considerablemente, se añade agua para bajar la EC y dejarla dentro de los parámetros recomendados y al día siguiente la EC vuelve a subir.

Cuando la situación B ocurre durante varios días consecutivos, significa que las plantas incorporan todas las sales aportadas con la ayuda de la ferti-calculadora, pero no consiguen absorber las sales que ya contenía el agua (porque no necesitan esas sales para crecer), esto hace que las plantas solo tomen agua y que las sales se acumulen. La acumulación hace que la EC permanezca siempre alta incluso añadiendo solo agua al tanque. En esta ocasión es necesario hacer un lavado de raíces para bajar la concentración de las sales añadiendo agua de la mejor calidad posible, a la que se le pueda añadir fertilizante. 

Para hacer un lavado de raíces no necesitas utilizar ningún producto, tan solo agua de la mejor calidad posible con el pH estable.

PASO 1 – Vacía el depósito de recirculación, llénalo de agua de la mejor calidad posible y estabiliza el pH.

PASO 2 – Recircula el agua con pH estable durante un mínimo 30 minutos (recomendado hasta dos horas).

PASO 3- Vacía el depósito de riego y vuelve a llenarlo con agua limpia y pH estable.

PASO 4- Vuelve a recircular y si después de la recirculación la EC del agua del depósito sigue estando por encima de lo deseado, repite el proceso hasta dejar la EC dentro de los parámetros deseados.

NOTA: Un indicador de que el lavado de raíces se ha realizado correctamente es que el agua de la recirculación se ha quedado con una EC próxima al agua empleada para hacer el lavado.   

PASO 5-  Llena el tanque con agua limpia y prepara la solución de nutrientes siguiendo las indicaciones.  

El uso del sistema MyPot® produce en las plantas un crecimiento más más rápido y mayor producción, por lo que es necesario prestar especial atención a los días que estarán en fotoperiodo de crecimiento (18H) en cultivo interior.

La tecnología MyPot® es una herramienta de cultivo que permite cultivar todo tipo de genéticas, sin embardo el tipo de iluminación utilizado y si las plantas proceden de semilla o esqueje van a ser factores importantes.

Para cultivos con iluminación e 1000W HPS (Kit 4m2) con semillas cultiva a 12 horas desde el primer día y para esquejes puedes dar hasta una semana de crecimiento. Para cultivos con iluminación de 600W HPS (1m2) tanto semillas como esquejes pueden tener unos días de fotoperiodo de crecimiento, pero en ningún caso superar una semana. 

De forma general se recomienda cultivar variedades de ciclo corto y pequeñas. Si es la primera vez que cultivas con MyPot® o no conoces el comportamiento de la genética seleccionada puede ser recomendable hacer una prueba de cultivo para ajustar los parámetros para los siguientes cultivos.  

Estas recomendaciones se hacen para cuando la altura es un factor limitante ya que la velocidad de crecimiento en MyPot® es superior, si la altura no limita el cultivo puedes dar crecimiento en el primer cultivo sin problema. 

La densidad de cultivo depende del objetivo y oscila entre 4 y 32 plantas por metro cuadrado. En cada módulo de plantación se pueden cultivar hasta 8 plantas y debido a su tamaño se pueden colocar hasta 4 módulos por m2 por lo que la densidad máxima de cultivo es de 32 plantas por m2.

RECOMENDACIONES:

ESQUEJES:  8 plantas por módulo MyPot® y 32 por m2.

SEMILLA: 6 plantas por módulo MyPot® y 24 por m2

MADRES: 4-6 plantas por módulo de plantación.

PARA EL RESTO DE MÉTODOS DE CULTIVO PODRÁS ADAPATAR MyPot® A TUS NECESIDADES.

Load More